Brexit Spain

E l pasado 1 de enero de 2021 entró en vigor el acuerdo del Brexit. Este nuevo acuerdo implica cambios para los británicos que residan, viajen o lleven a cabo actividades económicas en España.


El acuerdo firmado entre el Reino Unido y la Unión Europea el 24 de diciembre de 2020 puso fin al indeseado escenario de un Brexit sin acuerdo con terribles consecuencias para ambas partes.

Tras la conclusión del acuerdo de retirada, el Reino Unido dejará de ser, a partir del 1 de enero de 2021, un estado miembro de la UE y los ciudadanos británicos cambiarán su estatus a no comunitario a ojos de las instituciones españolas.

Las consecuencias del acuerdo de retirada son enormes y afectan a muchos aspectos como la residencia, el trabajo, la inversión, el ocio, la importación/exportación, los servicios, etc.

En este brevísimo artículo, nos centraremos en los viajes, la residencia, los negocios y los impuestos para los británicos en España y su evolución a partir de 2021.


Brexit en España: ¿Cuáles son sus consecuencias?



Viajar a España

A partir del 1 de enero de 2021 los ciudadanos del Reino Unido que viajen a España deberán cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 6 del Código de Fronteras Schengen, entre los cuales encontramos:

    • La necesidad de justificar el propósito del viaje y las condiciones de la estancia prevista, así como la necesidad de disponer de suficientes medios para la subsistencia, estancia en España y retorno al país de origen;
    • Permanecer no mas de 90 días en España en un periodo de 180 días.

Los ciudadanos británicos están exentos de pedir un visado para entrar en España.

Lo anterior no aplicará a aquellos que dispongan de una tarjeta de residencia en España.

∧ Volver al índice ∧

Residencia en España post Brexit

Consecuencias del Brexit para los ciudadanos de Reino Unido en España

Los ciudadanos británicos y sus familiares que deseen residir en España a partir de 2021 estarán sometidos al régimen general de inmigración y tendrán que solicitar visados para residir, vivir o trabajar en España.

Este estatuto podría cambiar en el futuro en caso de que el Reino Unido y España firmaran algún acuerdo bilateral, pero hasta entonces, los británicos que deseen trasladarse a España tendrán que solicitar un permiso de trabajo, no lucrativo o cualquier otro permiso válido dependiendo de sus necesidades.

Visados especiales para inversionistas tal y como la Golden Visa serán ahora aplicables para los ciudadanos británicos que, por ejemplo, compren una propiedad en España. Puede encontrar más información acerca del Golden Visa y sus requisitos en el siguiente artículo de nuestra web Golden Visa: ¿Qué es y cuáles son sus requisitos?.

∧ Volver al índice ∧

Hacer negocios en España

Los ciudadanos británicos que lleven a cabo negocios en España estarán sujetos a una normativa diferente debido a su nueva condición de ciudadanos extracomunitarios. Trabajar en España ya sea para una empresa española o como autónomo estará sujeto a la obtención de un visado o un permiso especial.

Constituir una sociedad, adquirir un negocio o comprar una propiedad siguen siendo opciones disponibles, siendo ahora el asesoramiento de un experto abogado y/o asesor fiscal más importante que nunca.

Varias directivas de la UE relacionadas con las empresas, como la Directiva Matriz-Filial (DMF), dejarán de ser aplicables.

Por otro lado, las empresas británicas que desarrollen su actividad en España se enfrentarán a nuevas normativas en materia de circulación de mercancías y personas, protección de datos, régimen fiscal, relocalización, licencias, etc.

Abrir una sucursal o registrar una sociedad filial en España puede ser ahora más que nunca una excelente solución para encontrar una salida a la carga extra que supone el Brexit para las empresas británicas que comercian en la UE.

∧ Volver al índice ∧

Impuestos en España después del Brexit

España y Reino Unido tienen un convenio de doble imposición que permanece en vigor tras el Brexit. Este tratado evita tener que pagar impuestos en ambos países por el mismo concepto.

Mientras que nada ha cambiado mucho en términos de tributación personal hay que prestar mucha atención a las cuestiones de residencia fiscal teniendo en cuenta que cuando se reside en España se está sujeto al impuesto sobre la renta.

Otros trámites fiscales como la declaración de bienes en el extranjero (modelo 720) y el impuesto sobre el patrimonio son cosas que hay que tener en cuenta, ya que se derivan enormes multas por la presentación de datos incorrectos en sus declaraciones.

∧ Volver al índice ∧

En Legaliaspain somos abogados y asesores tributarios, no dude en contactarnos para hablar con uno de nuestros expertos para más información sobre cómo el Brexit puede afectar cualquiera de sus intereses en España.